La osteopatía utiliza la terapia manual como forma de medicina no invasiva y sin fármacos y se encarga de mejorar la salud de todo el cuerpo y no solo de una zona afectada o lesionada centrándose en la estructura musculoesquelética.

Se trata de que el osteópata mediante sus manos te fortalezca las articulaciones, los músculos y la columna vertebral, mejorando el sistema nervioso, circulatorio y linfático de tu cuerpo.

 

Usos de la osteopatía

La osteopatía puede dar un gran alivio a multitud de problemas, los tratamientos más comunes para lo que se utiliza esta técnica de fisioterapia son:

osteopatía

Problemas que trata la osteopatía

  • Artritis
  • Dolor de pies, tobillos, caderas y rodillas
  • Dolor de espalda, dolor de cuello y ciática
  • Dolor de manos, hombros y codos
  • Dolores de cabeza
  • Codo de tenista y golfista
  • Problemas posturales debidos al embarazo, a lesiones deportivas, a la conducción o al trabajo
  • Problemas digestivos
  • Neuralgia

Los médicos osteópatas también pueden ayudarte si tienes problemas con los ciclos del sueño y además, detectar otras posibles afecciones que no son tratables mediante la osteopatía, para derivar a los pacientes a otros especialistas.

 

En qué consiste el tratamiento de osteopatía

Un osteópata se centra en todo el cuerpo utilizando técnicas manuales que incluyen estiramientos, presiones suaves y resistencias. Las zonas a tratar van desde los músculos (incluyendo ligamentos y tendones) hasta la columna vertebral y el sistema nervioso, utilizando una gran variedad de métodos entre ellos:

Técnicas para el tratamiento de la osteopatía

  • Manipulación de la columna vertebral
  • Técnicas de masaje de tejidos blandos
  • Articulación, movimientos articulares suaves y rítmicos
  • Estiramiento de músculos y cápsulas articulares
  • Técnicas de energía muscular, animar a los músculos a trabajar contra la resistencia
  • Manipulación visceral, movimiento suave de las zonas abdominal y pélvica

Al tratarse de una técnica manual suave, la osteopatía puede ser utilizada tanto en adultos como niños o personas mayores. Incluso para personas que tienen problemas médicos severos.