La fisioterapia respiratoria aborda técnicas de tratamiento fisioterapéutico que ayuda en la eliminación de secreciones y en el despeje de las vías respiratorias, ayudando a disminuir el trabajo respiratorio y en el peor de los casos el colapso pulmonar, mediante una serie de ejercicios, educación y actividad controlada.

Son muchos los factores que pueden provocar un deterioro de la función respiratoria y detectarlos de forma temprana ofrece una buena oportunidad para tratarlos de manera correcta. La evaluación exhaustiva del paciente es una de las funciones de nuestros fisioterapeutas de Fisioterapia en Ibiza para identificar el tratamiento adecuado.

fisioterapia respiratoria

Objetivos de la fisioterapia torácica

  • Facilitar la eliminación de las secreciones retenidas en las vías respiratorias
  • Evitar el colapso pulmonar
  • Disminuir el trabajo respiratorio
  • Optimizar la ventilación y mejorar el intercambio de gases
  • Aclaramiento de las vías respiratorias
  • Despeje normal con una vía aérea abierta, una escalera mucociliar funcional y una tos eficaz

Cuándo debes acudir a un fisioterapeuta respiratorio 

Hay varias razones por las que es aconsejable acudir a un fisioterapeuta respiratorio cuando te reconozcas algunos de estos síntomas:

Cuándo acudir al fisioterapeuta respiratorio

  • Posibles problemas de larga duración con tu respiración, por ejemplo, EPOC, enfisema, bronquiectasia, asma, bronquitis crónica o fibrosis pulmonar.
  • Sufres infecciones torácicas recurrentes o neumonía.
  • Tenes problemas de hiperventilación (respiración rápida).
  • Has tenido un ingreso reciente en el hospital por problemas de respiración.
  • Te han dicho que tienes un patrón respiratorio anormal.
  • Te falta el aire al caminar o al hacer un esfuerzo.
  • Has sufrido un traumatismo torácico reciente (fractura de costillas, hematomas).
  • Sufres ansiedad o estrés.
  • Tienes dificultades para eliminar las flemas del pecho.
  • Necesitas asesoramiento sobre cómo utilizar correctamente los inhaladores.
  • Has tenido una operación respiratoria, abdominal o cardíaca reciente.

Posibles afecciones que requieren de fisioterapia respiratoria

EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad pulmonar que provoca la obstrucción del flujo de aire en los pulmones. Sus síntomas más comunes son dificultad para respirar, tos, producción de mucosidad y esputos. Es habitual darse en personas fumadoras causado por la exposición prolongada al humo de los cigarrillos.

Las dos afecciones más comunes del EPOC son el enfisema y la bronquitis crónica, ambas suelen presentarse juntas y pueden variar en cuanto a la gravedad. La bronquitis crónica inflama los bronquios y produce la tos y la mucosidad con esputos. El enfisema es una dolencia donde los alvéolos situados al final de los bronquiolos se destruyen a consecuencia de la exposición perjudicial al humo del tabaco.

Aunque por lo general el EPOC es una enfermedad degenerativa que empeora con el tiempo, mediante un tratamiento adecuado se puede lograr un control de los síntomas consiguiendo una buena calidad de vida.

 

fisioterapeuta respiratorio

Lobectomía

Una lobectomía consiste en la extirpación de un lóbulo de los pulmones, en la mayoría de los casos una lobectomía se realiza para extirpar una parte cancerosa y evitar así que se extienda.Una vez extirpado el lóbulo afectado el tejido pulmonar sano restante puede funcionar con total normalidad.

Un tratamiento fisioterapéutico pulmonar postoperatorio adecuado ayuda a los pacientes a mitigar dolores, resolver un patrón respiratorio ineficiente, tos ineficaz, volumen pulmonar reducido o retención de secreciones.

Qué técnicas se utilizan en la fisioterapia respiratoria

Las técnicas que se utilizan en la fisioterapia respiratoria incluyen un programa de ejercicios para enseñar al paciente a mantener una técnica respiratoria adecuada ayudando a la función pulmonar. Estas técnicas respiratorias son especialmente útiles para quien tiene dificultades en llenar sus pulmones de aire, con ello mejora el transporte de oxígeno y elimina la mucosa acumulada en las vías respiratorias. Los tratamientos más frecuentes son:

  • Limpieza de las vías respiratorias: Cuando el sistema respiratorio no está limpio y libre de infecciones no funciona correctamente provocando una acumulación de mucosidad dando lugar a infecciones y daños en las vías respiratorias. El tratamiento de desobstrucción ayuda a que la mucosidad pueda ser trasladada a las vías respiratorias más grandes para ser expulsada mediante la tos.
  • Inflado de los pulmones: Mediante esta técnica se ayuda a mejorar el llenado de aire de zonas específicas de los pulmones mejorando la distribución del aire por todo el cuerpo al expandir el tejido pulmonar.
  • Percusión torácica: Esta técnica consiste en dar palmadas rítmicamente en el pecho, espalda y parte inferior de los brazos para disminuir la mucosidad.
  • Tos controlada: Ayuda a descomponer la mucosidad espesa para después expulsarla.
  • Giro: Consiste en girar al paciente de un lado a otro utilizando la fuerza de la gravedad para aflojar y remover la mucosidad de los pulmones.
  • Vibración: Mientras el paciente realiza ejercicios de respiración profunda, se aplican vibraciones en el tórax, o bien de forma manual, o bien mecánicamente ayudando a extraer las secreciones pulmonares.
fisioterapeuta ibiza